sábado, 26 de marzo de 2016

De bailarina...


El ballet es una de esas cosas que adoro y con las que he tenido fijación desde pequeña, aunque a penas lo haya practicado. Su delicadeza, su disciplina, la importancia en la precisión de movimientos, y todo lo que lo rodea, es algo que siempre me ha fascinado. Al igual que su estética, sus tutús, sus tonos empolvados y sus puntas.



Por eso, no pude pasar por alto cuando me encontré con estas bailarinas tan de (precisamente) bailarina entre las novedades de Stradivarius. Con sus cintas para atar al tobillo, ese tono rosa empolvado tan femenino y delicado, y su acabado en punta tal cual las puntas de una bailarina. Un calzado perfecto para sentirnos como frágiles bailarinas incluso paseando por la calle.


2 comentarios:

  1. Me encantan!! La verdad es que yo nunca lo he practicado pero me parece una disciplina y entrenamientos durísimos, la verdad es que admiro a quien son capaces de hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Son bonita, pero yo para la calle no las veo.

    ResponderEliminar